Blog deMaría Victoria

Dietista-Nutricionista

La educación nutricional es básica para lograr hábitos saludables.

Un Año Nuevo sin propósitos: opta por las intenciones

jueves, 07 de enero de 2021

"Cuando pasen las fiestas me pongo a dieta". "En enero vuelvo al gimnasio". "Este año dejo de fumar"

Antes de establecer un montón de propósitos para intentar compensar el año tan raro que hemos tenido, ¿por qué no pruebas algo distinto? ¿Has probado a establecer intenciones?

El año 2020 nos ha demostrado, aún más, que cuidar el bienestar debe ser nuestro objetivo final. Tu felicidad, tus relaciones en el trabajo y en casa y TU SALUD, todo eso forma parte de tu bienestar.

Los buenos propósitos te ayudan a mantenerte concentrado en un objetivo, pero también pueden resultar limitantes y sofocantes, especialmente si la vida no sale según lo esperado y no puedes alcanzar esa meta en concreto. Te recomiendo que, en su lugar, para 2021 establezcas intenciones.

Puede que no seas consciente de lo beneficiosas que son y de que resulta mucho más efectivo establecer intenciones que propósitos, pero la verdad es que ayudan a disminuir la presión, ofrecen instrucciones más claras para mejorar tu bienestar y hacer que esos cambios duren.

Los propósitos nos preparan para el fracaso. Implican que, si puedes bajar de una talla tu vida será perfecta. Estos objetivos también se basan en factores externos, sobre los que tenemos un control limitado y, al final, nos sentimos mal con nosotros mismos cuando los abandonamos. En lugar de fijarte propósitos para el 2021, es mejor formar buenas intenciones desde el interior. En lugar de medir tu vida según los éxitos y los fracasos, prueba a establecer intenciones para enriquecer tu vida.

POR QUÉ LAS INTENCIONES DURAN MÁS QUE LOS PROPÓSITOS

Se empieza con la formación de una intención y esta nos conduce a la acción. Dado que la vida moderna está plagada de sobrecargas y programaciones excesivas, es fácil olvidar la importancia del cuidado personal. Cuando simplemente te fijas un objetivo en lugar de pensar realmente en la finalidad, o la intención, que se esconden tras él, no estás practicando el cuidado personal de verdad y no puedes esperar un resultado positivo.

¿PREPARADOS?

Establecer intenciones dirige la mente y nos da un propósito. Al establecer intenciones y mantenerlas vivas, logramos que el camino que elijamos resulte más fácil. Centrarse en el corazón y en lo que es importante para nosotros nos acerca a la claridad y el autodescubrimiento y por eso es tan importante identificar lo que nos aporta alegría. ¿Qué te apasiona y te aporta un propósito en la vida? Una intención es mucho más poderosa cuando procede de un lugar de satisfacción y no de una sensación de carencia o necesidad.

¿LISTOS?

Escribe lo que te apasiona y diles a tus amigos y compañeros más cercanos en qué te vas a concentrar durante el próximo año. Pueden ayudarte a mantenerte motivado y en el camino correcto. Otra herramienta que puede ayudarte a mantener el ritmo es crear un mantra. Piensa en algunas palabras o frases que resuman tus intenciones para el nuevo año. No nos referimos a: “Quiero perder 25 kilos para finales de este año”. Tiene que ser algo positivo como: "Quiero cuidar de mi cuerpo este año, para llevar un estilo de vida más sano". Comienza cada nuevo día (porque cada día es un nuevo comienzo) con este mantra para aunar tus intenciones y tus acciones.

¡YA!

Estás en la posición perfecta para aprovechar al máximo 2021. 

Cuando tengas claras tus intenciones y una de ellas sea mejorar tu salud, cuenta conmigo para ayudarte a conseguirlo. Tal vez valga la pena intentarlo, ¿me acompañas?

Hasta pronto y FELIZ AÑO A TODOS.