Mayra López Garcés

Mayra López Garcés

Técnico Superior en Dietética

Check decagram white

Consigue tus objetivos con salud

Contactar
Arrow
About me

Sobre mí

Mi objetivo como profesional sanitario en el campo de la nutrición es fomentar una alimentación saludable y educación alimentaria, ya que estos son los pilares fundamentales para alcanzar tus objetivos.

Workplace

Lugares de consulta

Errenteria

Dietista Mayra López

Plaza de los fuero Nº 12- 1 Izquierda

En una sartén con un chorrito de aceite, pon un ajo picado y deja que se dore. Mientras salpimenta los muslos de pollo. Cuando el aceite con el ajo esté en su punto, echa los muslos de pollo y, a fuego medio-bajo, deja que se vayan dorando. Cuando veas que están listos retira.
Lava y pela la zanahoria. Corta en trozos pequeñitos la zanahoria, el calabacín y la cebolla.

En una sartén con un chorrito de aceite cocina las verduras. Échales un poquito de sal y déjalas en el fuego hasta que se ablanden un poquito. Retira.
Por último, coloca todo en el tupper: en un lado tus muslos de pollo y en el otro lado el acompañamiento
Esta receta de pollo se puede hacer con la parte del pollo que más te gusta: muslos, contramuslos, la pechuga, etc.

Porciones: 2

Empieza cortando los ajos por la mitad, sin pelarlos, y luego los fríes con aceite de oliva hasta que estén dorados. Después, retíralos. Corta el pimiento verde en tiras y haz lo mismo, retirándolos, una vez se doren, de la sartén.
Trocea el resto de las verduras, menos el tomate que lo debes pelar y cortar en dados. Añade a la sartén las verduras, dejando por fuera el ajo, pimentón y tomate, teniendo en cuenta que no todas requieren el mismo tiempo para cocinarse (empieza con las más duras y acaba con las que antes se deshacen).
Haz un hueco en el centro de la sartén y añade ahí el pimentón que habías reservado. Antes de que se queme, añade el tomate. Remueve todo bien.
Añade el arroz a la sartén para que se fría un poco y remueve. Después, agrega 4 vasos de agua, unas cuantas hebras de azafrán y, si tienes y te apetece, un cubito de verduras. Déjalo todo uniformemente repartido sobre la sartén y sube el fuego hasta llevarlo a ebullición. Pasados un par de minutos, vuelve a poner un fuego lento-medio.
Añade ahora los ajos y deja que tu paella se cocine sin removerla, con cuidado de que haya suficiente agua todo el tiempo para que el arroz se haga uniformemente. Unos minutos antes de que se termine la cocción, coloca los pimientos de forma decorativa y tu paella está lista para servir.
Todos los arroces ganan muchísimo si, cuando están ya listos, los dejas reposar unos minutos antes de consumir, así que no tengas prisa en devorar tu paella: esos minutos extra le sentarán fenomenal.

Porciones: 2