Blog deMayte Largeteau

Técnico Superior en Dietética

Check decagram white

Dietista y asesora en naturopatía.

Arrow

Microbiota y salud oral.

sábado, 02 de mayo de 2020

Hipócrates. Toda enfermedad empieza en el intestino, se podría decir que la boca es la primera parte del aparato digestivo y del aparato respiratorio.

La boca sirve para alimentarnos, masticar, hablar, comunicarnos, inhalar y exhalar. Si la microbiota oral está sana defiende a nuestro cuerpo de patógenos, contribuye a la digestión y metabolismo de los alimentos.

El dolor en la zona de la cara y cabeza conlleva muchas implicaciones emocionales y la calidad de vida. Es algo fundamental para nuestra supervivencia y se tendría que invertir en cuidarla, previniendo problemas y reparando los que haya.

La saliva tiene un pH 6.5-7 con propiedades antiinfecciosas y antimicrobianas patógenas, nos hace tener la boca limpia (sin dejar de cepillarse los dientes) nos mantiene hidratada y lubricada la boca y facilita la masticación y deglución. La xerostomía o sequedad afecta a la microbiota oral y favorece la aparición de gingivitis, aftas y llagas bucales y problemas de encías y periodontales, muguet por Candida albicans y caries. La respiración bucal es problemática por múltiples motivos ya que reseca mucho la cavidad oral y puede alterar la microbiota oral de forma perniciosa.

Hay personas que cuando tienen problemas emocionales, psico-emocional afecta tremendamente el estado de la salud oral. Esta alteración del sistema nervioso parasimpático también altera la inmunidad.

La cantidad de saliva no siempre es igual, es más fluida cuando estamos relajados y tranquilos ya que nuestro sistema parasimpático predomina y favorece la regeneración y por tanto la salud y el quilibrio, pero cuando hay un estado de estrés y alarma continuado en el que se activa el sistema nervioso simpático, este inhibe el parasimpático y cambia las condiciones de nuestra microbiota favoreciendo la disbiosis y aparición periodontal.

¿Aparición periodontal por estrés? Si, somos capaces de crear una alteración psicosomática que aumentar hasta la cantidad de sarro e influir en nuestra salud oral e integral.

La mayoría de las bacterias orales son Streptococcus, Veillonella, Lactobacillus y otros Firmicutes, proteobacterias, bacteriodes, actinomices, fusobacteria y otros phylums.

En la boca no solo hay bacterias, encontramos arqueas, CPR, micobiota oral, hongos como aspergillus, candida albicans, virus, protozoos.

¿Solo pueden aparecer en personas con factores de riesgo? No,se ha visto que las enfermedades periodontales pueden aparecer en sujetos sanos sin factores de riesgo aparentes como diabetes, fumadores, desnutridos, pacientes con enfermedades autoinmunes, inmunodeprimidos…

¿Conoces la vía del nitrito (nitrato-nitrito-áxido nítrico)?

Tenemos unas bacterias en la boca que reducen el nitrato a nitrito gracias a las reductasas y estos nitritos tienen un efecto antiinflamatorios y antimicrobianos y tiene un impacto en la microbiota intestinal. Posteriormente las reductasas de esos nitritos darán paso al óxido nítrico con efectos vasculares y metabólicos.

Nitratos naturales que son conservantes de las verduras: Acelgas(1690mg/kg), remolacha (1379 mg/kg), lechuga (1324mg/kg), apio (1103mg/kg), espinacas(1066mg/kg), calabaza(894mg/kg), Rábanos y nabo(663mg/kg), calabacín, puerro, judía verde, canónigos , zanahoria, pepino, patata, cebolla, pimiento, tomate y guisantes.

Recomendaciones sobre nitritos:

http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/web/para_el_consumidor/ampliacion/nitratos_hortalizas.htm

¿Heredamos la microbiota desde la placenta o al nacer?

No se conoce muy bien este dato, lo que si se sabe es que la microbiota oral de los bebes nacidos por cesárea es diferente que los que nacen por el canal del parto, también es diferente si la madre toma antibiótico y si recibe lactancia materna o no.

¿Qué puede afectar a nuestra microbiota oral?

• Estrés.

• Contaminación.

• Hormonas. Menstruación, embarazo, climaterio, menopausia.

• Endodoncias/prótesis/ortodoncias.

• Calidad del agua.

• Respiración bucal.

• Alimentación desequilibrada.

• Fármacos (Antibióticos, IBPs, psicofármacos…)

• Higiene oral (Tanto el defecto como el exceso).

• Tóxicos como el tabaco.

• Patologías como diabetes, obesidad, resistencia a la insulina, anvejecimiento.

• Abuso de alcohol y café.

¿Qué enfermedades puede dar una alteración en la microbiota oral?

Problemas en ATM, mordidas cruzadas, problemas de pisada, artritis reumatoide, enfermedades cardiovasculares, hipertensión, alzheimer, alteración del sistema nervioso simpático, síndrome metabólico y resistencia a la insulina, diabetes, hígado graso, cirrosis, autismo, enfermedades intestinales, SIBO, cáncer…

¿Qué podemos hacer para mejorar?

• Fruta y verdura fresca ecológicos.

Contenido en Nitritos: Acelgas, remolacha, lechuga, apio, espinacas, calabaza, rábanos y nabo, calabacín, puerro, judía verde, canónigos , zanahoria, pepino, patata, cebolla, pimiento, tomate y guisantes…

• Alimentos frescos (pescado, carne, conejo, aves, huevos).

• Favorecer los productos integrales.

• Lactoferrina (Aplicación tópica)

• Ácido hialurónico oral

• Probióticos de derivación humana y de 4ª generación. (Lautoselle y enterelle, consultar siempre con su odontólogo o profesional de la salud oral)

• Controlar el estrés. Yoga, respiración, técnicas de relajación, mindfulness

• Realizar actividad física.

• Adecuada higiene oral y sexual (el sexo oral si hay problemas de encías puede ser contraproducente).

• Limitar el consumo de alcohol

• Buscar ayuda para abandonar el hábito del tabaquismo.

Una buena salud bucodental es imprescindible para tener una buena salud.

Si hay un problema periodontal tiene que ser tratado por un profesional de la salud oral (odontólogo).

Fuente: www.nutribiotica.es/Microbioterapia oral de Nutribiótica/Dr. Sari Arponen. Jueves 30 de abril de 2020.