Antonio José Carrión Porcel

Antonio José Carrión Porcel

Entrenador personal

Nutricionista deportivo - Dieta flexible - Recomposición corporal

Contactar
Arrow
About me

Sobre mí

Especialista Universitario en Nutrición Deportiva
Entrenador Personal Certificado (EHFA)
Diplomado en "Nutrición deportiva, ciencia del entrenamiento y rehabilitación de lesiones" ICNS
Coautor del libro de planificación de entrenamiento anual de powerbuilding “GUERRERO EVOLUTIVO”
Coautor del blog www.fitnessevolutivo.com

La mayoría de las dietas para pérdida de grasa tienen una cosa en común: una cantidad de calorías demasiado baja. Casi todas estas dietas tan restrictivas producen pérdida de peso al principio, pero, el problema es que ninguna funcionará durante mucho tiempo. Es fisiológicamente imposible perder grasa de manera permanente matándose de hambre. El cuerpo humano es demasiado listo para que ésto pase.

Con este tipo de dietas, se pierde masa muscular junto con la grasa y el metabolismo se vuelve más lento (quema menos calorías). Entonces el cuerpo entra en un estado de alerta en el que frena la pérdida de grasa en un intento de conservar su energía. Una vez que se frena la pérdida de grasa, o bien dejamos la dieta por la presión psicológica de ver que no avanzamos (con lo cual recuperamos la grasa perdida) o bien podemos apretar los dientes y bajar las calorías aún más (pasando más hambre). Si bajamos aún más las calorías, el metabolismo se vuelve aún más lento y llegará a otro punto en que se frene la pérdida de grasa.

Es un círculo vicioso, es imposible ganar jugando a consumir una cantidad extremadamente baja de calorías.

Una dieta debe ser sostenible en el tiempo, hacerte feliz, proveerte de salud y hacer cumplir tus objetivos. Cambiar para siempre tus hábitos alimentarios y reeducarte.

Workplace

Lugares de consulta

Castellón

Fitness Evolutivo

Castellón

Ponemos en la paellera o wok el arroz, la berenjena en daditos, el agua para la cocción de dichos ingredientes, las especias al gusto y la sal marina.
Cuando casi esté cocinado, añadimos la pechuga de pavo troceada.

Porciones: 1

Mezclamos bien o trituramos todos los ingredientes.
Añadimos la mezcla a un molde de silicona apto para microondas previamente lubricado con el aceite de coco.
Cocinamos durante unos 5 minutos a potencia media en el microondas.
Dejar que se enfríe antes de desmoldar.

Porciones: 1